Institución de estudios de naturología

Formación de calidad, escuela con más de 1200 alumnos, únase a ellos

(+34)965 691 760

carloslestondiez@yahoo.es

Siguenos en Facebook

Remedios naturales

Remedios naturales. Viene el otoñoresfriados

Los dolores de los que nos habíamos olvidado en la primavera y verano vuelven ahora. Es hora de los remedios naturales.

Las articulaciones aquejadas de artrosis o artritis empiezan a avisarnos de que se avecina un cambio.

Tenemos que aumentar la toma de frutos del bosque, todo tipo de bayas –son antiartríticas y antiinflamatorias. Los que tengan la suerte de vivir donde haya bosques harán bien en recoger bayas y consumirlas in situ, que es como mejor saben.

Hay que incluir suplementos como magnesio y también aplicaciones locales de pomadas caseras, como es el caso de una que se prepara con aceite de oliva y uno o dos dientes de ajo machacados, se fricciona donde duele. (también se puede preparar esta  pomada con aceite de oliva, guindilla o cayena)

El sol

Asímismo, hay que tomar el sol, especialmente en forma de baños locales, donde haya dolor, ej. cadera, rodilla, etc. El sol es un auténtico milagro. La vitamina D aportada por los alimentos puede aportar unas 400 unidades al día. El sol, en contacto con nuestra piel y el colesterol que tenemos en el cuerpo produce ¡¡20.000 unidades al día!! y gratis.

Es cierto que vivimos en un país bastante soleado pero hay personas a las que sólo les da el sol en el cuerpo en verano, en la playa. Por tanto, el resto del año el sol les da en la cara y manos nada más. Aprovechamos este comentario para hablar de los baños de sol en invierno y los baños de aire en verano. En efecto, es mucho más agradable el sol en los días buenos de invierno, sin viento ni nubes, aunque haga frío, que los baños achicharrantes en verano al medio d´´ia. Los baños de sol en invierno son magníficos, y en verano los baños de aire. Se toman los días soleados y calurosos debajo de sombra natural -árbol o ladera a la sombra.

Caldos depurativos

Tomemos diariamente caldos depurativos o basificantes un poco antes de las comidas. El caldo depurativo se prepara con un litro de agua, una patata entera -sin pelar- troceada, una cebolla y una zanahoria. Se hierve bien durante 10 minutos y se consumen tres vasos al día un poco antes de las comidas. Añadir un chorrito de limón al tomarlo. Los efectos de este caldo son tales que algunas personas se han curado de diversas enfermedades solo con consumir este caldo durante un mes. Tiene efectos basificantes sobre el organismo, mineralizantes, digestivos, reguladores de la flora intestinal, diuréticos y sudoríficos.

Que no falte un día de a base de frutas o ensaladas a la semana. Los crudos tienen un fecto fulminante sobre los resfriados y alergias en general. Todo el mundo debería realizar esta práctica de alimentación cruda al menos una vez al año.

Aireemos bien la habitación, aunque haga frío conviene dormir siempre con la ventana del dormitorio abierta o entreabierta

Los que tengan césped o hierba a mano harán bien en caminar descalzos en hierba, gravilla, arena…resfriados

Quienes puedan aplicarse un baño de vapor notarán una gran desintoxicación y frescura en el otoño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *